Quality-Metal-venezuela
¡Forjando futuro! Quality Metal innova en el mercado del acero inoxidable
22 de enero de 2021
Carolina-Herrera-venezolana-82-anos-disenadora
Carolina Herrera y sus consejos para verte regia
22 de enero de 2021

Tecnología: Un salvavidas para la supervivencia de las empresas

Tecnologias-para-la-supervivencia-de-empresas

El coronavirus está dejando secuelas en muchas empresas por tanto la tecnología y digitalización son imprescindibles para la supervivencia de las mismas

 

El mundo empresarial cada día se vuelve más competitivo y exigente. Un reto para las empresas; pues las coloca en una situación en la que deben apoyarse en la mayor cantidad de recursos disponibles para mantenerse a la altura de las exigencias del mercado.

Pero la búsqueda de recursos para elevar la competitividad de una empresa, las lleva hacia el más eficiente y competidor de todos los recursos: La tecnología.

Esta herramienta, se ha convertido en el salvavidas de cientos de empresas, que han visto un resurgimiento tras su uso.

Expertos como Fernando Ranz, aseguran que “Una transformación empresarial basada en las tecnologías digitales se ha convertido en el único recurso viable para competir y mantener los negocios en pie”

Estas aseveraciones las hizo en entrevista concedida al diario La Vanguardia, de España, donde refirió que esta realidad cobra mayor vigencia en la actualidad; pues si antes de la pandemia la tecnología era necesaria, luego de esta lo es aún más. Frente a la “nueva normalidad”, se deben buscar las alternativas necesarias para mantener el trabajo de las empresas y satisfacer a los clientes.

La tecnología guía los pasos

Uno de los mayores retos de las empresas es avanzar al ritmo que avanza la tecnología, y esto implica adaptación a los continuos procesos de innovación. Más aún, cuando clientes y usuarios de bienes y servicios hacen un mayor uso de recursos tecnológicos.

Fernando Ranz, expone que en la actualidad, los clientes están acostumbrados a resolver sus compras y gestiones de forma inmediata; además,  compara entre las diferentes ofertas que recibe, es exigente con su tiempo y demanda una atención igual de excelente independientemente del canal por el que contacte con una empresa o marca.

No entender que en la actualidad hablamos de un cliente digital; muy diferente al cliente tradicional que existía hasta hace unos años, puede llevar a que una empresa pierda competitividad en el mercado.

Una empresa que no avance en la adecuación tecnológica; difícilmente tendrá futuro en los años por venir.