hastags_instagram
Instagram prueba modelo de monetización para reels
16 de septiembre de 2022
Cantv invita al pago de factura
Cantv en el mercado de valores: El 5% de acciones “clase D” estarán disponibles desde el 21S
17 de septiembre de 2022

Conoce en qué se diferencia una Startup de una scale up

Valora este post

 

Startup y scale up son términos que pueden llegar a confundirse.

Ambos están relacionados con el ecosistema emprendedor.

Ahora que la sociedad está cada vez más familiarizada con el término ‘startup’, otra palabra comienza a sonar con fuerza para definir a un perfil concreto de compañías: Las ‘scaleup’, empresas que ya han logrado reunir al menos un millón de dólares.

Al traducir del inglés, es posible deducir que ya no se trata de empresas que están comenzando y necesitan un impulso para despegar del todo o acelerar su presencia en un determinado mercado, sino más bien de negocios que tienen un cierto rodaje y que ahora buscan una meta más ambiciosa: escalar el modelo.

¿Qué es una startups?

Las startups son empresas emergentes que se dedican principalmente a la innovación.

Da igual el sector, puede haber startups en distintos ámbitos.

Uno de ellos, por ejemplo, es el sector financiero, donde las startups se denominan fintech.

Una de las características principales de las startups es que, según indican desde el Banco Santander, no tienen un recorrido empresarial como pueden tener las pymes.

Sin embargo, sus costes suelen ser menores, no tienen por qué circunscribirse únicamente al ámbito local y la financiación con la que cuentan puede provenir de terceros.

Además, pueden incrementar el tamaño en poco tiempo.

Las startups persiguen el objetivo de incrementar su tamaño e ingresos en tiempos menores. De hecho, muchas sueñan con llegar a ser scaleups.

Startup y scale up, más diferencias

Por su parte, una scaleup es una empresa que tiene un ritmo anual de crecimiento superior al 20% en facturación o en número de empleados durante los últimos tres ejercicios.

Según la definición del Scale-up Institute de Reino Unido y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), para que una compañía sea considerada una ‘scaleup’ debe haber crecido durante los tres anteriores ejercicios a un ritmo anual superior al 20% en número de empleados o en facturación.

Esto significa que su crecimiento es mucho más rápido que el que puede tener una startup.

Cabe destacar que la scaleup dispone ya de un producto o servicio maduro, es decir, que tiene cierta trayectoria y que es rentable.

Las startups se enfrentan, en cambio, a una etapa incial de desarrollo.

Fórmula rentable y escalable

En cuanto al modelo de negocio, una scaleup ya dispone de una fórmula rentable y escalable.

La experiencia le ha permitido desarrollar mucho mejor su producto o servicio y conocer a fondo sus debilidades y fortalezas.

A nivel financiero, mientras que la financiación de las startups proviene principalmente de los business angels, esto es, particulares que apuestan por estas empresas, el dinero de las scaleups proviene también de grandes compañías.

Por último, a nivel de personal, las scaleups están formadas por profesionales especializados en un ámbito concreto y por personas que tienen cierta notoriedad en el sector por su creación de empleo y riqueza.

Con información de El País

Logo Cantv color
 
Logo Cantv color