Te mostramos cómo crear una cuenta en Paypal
¿Tener una cuenta en Paypal? Te mostramos cómo hacerlo
21 de junio de 2021
Banco Bicentenario distribuirá puntos de venta
¡Puntos de venta para todos! Banco Bicentenario distribuirá dispositivos
22 de junio de 2021

Producto Mínimo Viable ¿Por qué aplicarlo a tu negocio?

Producto Mínimo Viable una alternativa para el éxito de tu negocio

Aplicar el Producto Mínimo Viable es clave para el negocio

 

Si algo caracteriza a los emprendimientos y emprendedores es el surgimiento de nuevas ideas y propuestas, que necesitan conocer la viabilidad para saber cuán prometedor es ese producto o servicio.

Es por eso que se debe aplicar el Producto Mínimo Viable (PMV) porque puede aclarar tu panorama. Se trsta de un método de evaluación de proyectos que te permite apostar a una idea con mayor claridad.

En un mundo tan competitivo como es el que gira alrededor de los emprendimientos no te puedes dar el lujo de perder tiempo en proyectos inviables. Por ello, cada paso que das debe estar respaldado por un mínimo de seguridad de éxito del proyecto, algo que solo puedes lograr aplicando un PMV.

Este proceso te dará una respuesta concreta sobre la viabilidad del mismo, un respaldo para apostar tu dinero y esfuerzo a una nueva propuesta. Es por ello que pequeñas, medianas o grandes empresas hacen uso del Producto Mínimo Viable aplicado a su negocio. Todo esto con la misión  de optimizar la inversión y manejo de recursos.

Pero, la aplicación de un PMV no es solo una estrategia para pequeños emprendimientos o medianas empresas. Grandes firmas internacionales han aplicado este método a sus empresas. Tal es el caso de Mark Zuckerberg, quien antes de lanzar Facebook al mercado, hizo las pruebas necesarias con sus compañeros de la Universidad de Harvard.

Esto, le permitió a Zuckerberg evaluar la efectividad y viabilidad de la red social, para que se convirtiera en la actualidad en la red social de mayor impacto en el mundo. Porque el PMV no solo te permite evaluar la rentabilidad o no de un proyecto. Además te permite crear un proceso de retroalimentación que facilita interactuar con los potenciales clientes y nutrir la idea con sus aportes.

Cómo aplicar el Producto Mínimo Viable a tu negocio

 Define la propuesta de valor

La razón de ser y aplicación del Producto Mínimo Viable, se sustenta en la existencia de una propuesta de valor que amerite su uso.

Con una serie de interrogantes sencillos podrás lograrlo. Tales como:

  • ¿Por qué el público lo necesita?
  • ¿Qué soluciones ofrece?
  • ¿Cómo lo utilizará el público?
  • ¿Por qué el público lo elegirá frente a competidores que ya están en el mercado?
  • ¿Qué es lo que realmente le agrega valor?

Apunta a una verdadera audiencia 

Definir la audiencia que será que será objeto de la prueba de un Producto Mínimo Viable es primordial para obtener los resultados esperados. De lo contrario estaríamos desperdiciando este importante recurso.

Determina el tiempo de prueba

Luego de establecer la audiencia que será sometida a la prueba del PMV es necesario que establezcas plazos. Este proceso no puede ser infinito ni muy corto, debe tener un tiempo necesario para que le método genere resultados. Pero más allá de eso, es necesario no extender el tiempo necesario para no afectar el lanzamiento o no de un producto o servicio.

Evalúa la respuesta del mercado

Este es el paso más trascendental de todo el proceso, ya que es el momento de comprobar la reacción de tu audiencia al PMV aplicado. Con este paso sabrás si es o no viable el proyecto a desarrollar.

probar con el público. Esta prueba es muy importante porque se trata nada menos que de saber si el mercado aprueba o no tu solución. De este paso dependerá si sigues adelante con tu proyecto o abandonas la idea de negocio.

Escucha y atiende la interacción con tu audiencia

Luego de hecho el PMV  debes revisar con detenimiento todos y cada unos de los comentarios que ha generado tu audiencia. Este paso no se puede dejar a un lado, pues encontrarás en los comentarios una importante fuente de consulta sobre tu producto o servicio.

 Modifica el producto o servicio

Luego de realizado el proceso llegas al momento cumbre, que no es otro que la modificación, adecuación o retiro total de la propuesta analizada. Si llegaras a tener dudas de los resultados podrías aplicar de nuevo el Producto Mínimo Viable.

Pero así como existen los pasos para aplicar el Producto Mínimo Viable, existen un conjunto de fallas y errores que no te puedes dar el lujo de cometer. Uno de ellos es el trabajar con una muestra o población muy amplia, pues no dará la oportunidad de realizar una evaluación exhaustiva del proceso.

Por otra parte está el extender la prueba más de lo debido. Este error te puede llevar a retrasar el lanzamiento del producto o servicio y por ende afectar las posibilidades de éxito que pueda tener. Y el último error pero no menos importante, es el de no tomar en cuenta la opinión de la audiencia a la hora de terminado el Producto Mínimo Viable.

Innovar, crear y agregar nuevos productos o servicios a tu negocio es algo importante pues te abre las puertas a nuevas oportunidades. Por ello te recomendamos aplicar el Producto Mínimo Viable a tu propuesta de negocio, en este método puede estar la clave para el éxito de tu emprendimiento.