plataformas-digitales-divisas-venezuela
Banca venezolana ofertará divisas ¡Acá los detalles!
27 de enero de 2021
diplomado-marketing-hoteles-restaurantes(1)
¡Marketing digital! Crean diplomado para hoteles y restaurantes
28 de enero de 2021

¿Por qué el café es la bebida de los dioses? ¡Entérate!

cafe-bebida-dioses

La cafeína aumenta la dopamina y la adrenalina eleva por tanto el umbral de dolor y esfuerzo

 

Repetimos sin cesar que el café es la bebida de los dioses; pero ¿sabemos por qué? Diversos mitos y leyendas sobre los orígenes del café se han elaborado. Conozcamos algunos de ellos.

La historia más difundida nos lleva hasta Etiopía donde cuentan que un poeta y pastor llamado Kaldi, de la localidad de Abisinia, vio como las cabras de su rebaño luego de comer los frutos del cafeto se mantenían activas, incluso durante la noche.

Así decidió probarlos; al ver que le daban energía llevó los frutos a unos monjes de la zona. Ellos decidieron cocinarlos pero el resultado no fue agradable; por eso lanzaron al fuego los granos, que al quemarse desprendieron un aroma insuperable.

Así estos mojes hicieron otra prueba con los granos tostados ¡el resultado fue maravilloso!

Por su parte, la mitología griega relata la historia de Bistrea, la diosa del café. Ella nació de una visión del dios Zeus, quien soñó con una mujer morena de cabellos negros y fragancia entre dulce y amarga.

Al despertar, sintió que ese aroma provenía de una planta cercana, a la que bautizó como cafeto. Y de allí creó la tan consumida bebida.

Otra historia, la relatan los musulmanes. Ellos narran que el profeta Mahoma, quien padecía de una extraña enfermedad, recibió de manos del Arcángel Gabriel una bebida oscura, del color de la piedra sagrada “Kaaba”; el profeta recuperó sus fuerzas de inmediato y nombró a la bebida como “Qahwa” por su capacidad energética.

Este producto fue perseguido durante décadas. En algunas culturas, le llamaron “la bebida del diablo”.

Por ejemplo, en Europa, sus detractores llevaron el caso al Papa Clemente VIII, quien tenía que tomar una decisión: prohibir su consumo o dar el visto bueno. Él decidió probarlo y al ver lo buena que era decidió bendecirlo para “engañar al diablo”.

Así el café pasó de países en países comercializándose, hasta llegar a ser una de las bebidas más consumidas en el mundo, después del agua.   Se estima que consumimos 2.500 millones de tazas diarias de la bebida de los dioses. 

Tú eres amante del café?  

Te invitamos a conocer cómo en Venezuela se hace turismo con olor a café, para que sigas disfrutándolo y aprendiendo sobre su historia.