Euro y dolar valen lo mismo, por unas horas ¡Analicemos escenarios!
12 de julio de 2022
Consumo de reposición: La tendencia del venezolano a comprar solo lo que necesita
13 de julio de 2022

¿Sabes por qué a veces olvidas lo estudiado con facilidad?

Valora este post

 

¿Por qué a veces olvidas lo  estudiado? ue estudias. A ver te ha pasado que estudias para un evaluación y a los pocos días no recuerdas ninguno de los conceptos? Sí, ¿verdad? La razón es que memorizar no siempre significa aprender, y esto se debe a la curva el olvido de Ebbinghaus.

¿Tiene sentido invertir tiempo y dinero en algo que no se quedará en la mente? Es verdad que la teoría se aplica al campo educativo, pero bien sirve para aplicar al mundo del marketing.

¿Qué es la curva del olvido?

La curva del olvido fue establecida por primera vez a finales del siglo XIX por el psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus.

Según Hermann, la curva del olvido modela el ritmo exponencial con el que los humanos olvidamos la información que hemos «aprendido».

Lo que memorizas se desintegra de forma tan rápida que pasadas unas horas, ya solo recuerdas aproximadamente el 50% de la información, y así sucesivamente.

Olvidar puede ser exasperante, especialmente cuando intentas aprender una nueva habilidad o absorber información vital.

Cuando no puede recordar el conocimiento que necesita, el estrés puede acumularse y tu confianza puede recibir un golpe.

Por esto, Ebbinghaus experimentó con su propia capacidad de recordar usando una lista de sílabas sin sentido, que intentó recordar después de diferentes períodos de tiempo.

Sus experiencias y resultados revelaron una serie de aspectos clave de la memoria:

  Los recuerdos se debilitan con el tiempo. Si aprendemos algo nuevo, pero luego no intentamos volver a aprender esa información, recordamos cada vez menos a medida que pasan las horas, los días y las semanas.

Algunos datos

1 Sin revisar o reforzar nuestro aprendizaje, nuestra capacidad para retener la información se desploma.

Por ejemplo, puede salir de un seminario web o una reunión con la cabeza llena de nuevos hechos y cifras, solo para descubrir que puede recordar muy poco solo unas horas después.

2 Es más fácil recordar cosas que tienen significado. Las cosas con poco o ningún significado (como las sílabas sin sentido que Ebbinghaus trató de aprender) se ajustan más a la curva del olvido.

Entonces, por ejemplo, si está escuchando una charla sobre un tema que realmente no entiende o que le interesa poco, probablemente lo olvidará más rápido que si fuera sobre un tema que le pareció realmente interesante o emocionante.

3 La forma en que se presenta algo afecta el aprendizaje. El mismo conjunto de información se puede hacer más o menos memorable, dependiendo de qué tan bien se comunique. Es probable que lo encuentre.

El cerebro humano es selectivo y cuando se trata de almacenar información permanente, es aún más exigente. Por eso, te recomendamos planificar la formación y hacer que prevalezca la información más adecuada. Mientras más aplicable a sus tareas diarias sea el contenido, más significativa se vuelve la experiencia de aprendizaje.

Con información de IEBSShool

 

Logo Cantv color
 
Logo Cantv color