Flyer como herramienta publicitaria
El flyer: Herramienta publicitaria que no pasa de moda
3 de mayo de 2021
errores al publicar en instagram
¿Quieres dominar Instagram? No cometas estos errores
4 de mayo de 2021

Mente abierta ¿Sabes por qué es necesaria?

flexibilidad-mental

¿Eres de mentalidad abierta?

 

¿Te consideras una persona de mente abierta? La mayoría de la gente probablemente diría que sí. Quiero decir, ¿quién quiere ser de mente cerrada? Pero la realidad es que muchos de nosotros probablemente no estamos tan abiertos a nuevas ideas como nos gustaría. Puede ser difícil reconsiderar creencias arraigadas e incluso más difícil cuestionar cosas que ni siquiera sabías que creías en primer lugar.

He reflexionado mucho sobre este tema en los últimos días, y lo resumo en esta pregunta que me hago y que te hago ¿qué tan dispuesta o dispuesto estás para desaprender?

La única forma de pensar con éxito en escenarios futuros es teniendo la mente abierta a nuevas ideas, y especialmente a la posibilidad de que lo que tenemos hoy no sea la mejor manera de hacer las cosas.  ¿cómo puedes practicar la mentalidad abierta? Esto es lo que dicen algunos expertos:

 

Ideas para mantener la mente abierta

Reconoce que tu hardware biológico no está preparando para el éxito . Tengo malas noticias para ti sobre tu cerebro: no sabes completamente lo que está haciendo. Eso puede sonar ridículo. Pero, de hecho, hay un montón de cosas en nuestros cerebros sin control consciente, desde respirar hasta hacer asociaciones de una fracción de segundo entre las cosas.

Y esas asociaciones no siempre son buenas. Hay muchas investigaciones en psicología que demuestran que casi todo el mundo tiene lo que se llama “sesgos implícitos”. Estas son ideas y asociaciones que recogemos del mundo que nos rodea sin ni siquiera conoc

erlas. “La forma más rápida de definir qué es el sesgo implícito [es] decir que es la huella digital de la cultura en su cerebro”, dice Mahzarin Banaji, profesor de ética social en la Universidad de Harvard.

Lo mismo ocurre con cosas como la discapacidad, la raza y el género. Puede probar sus sesgos implícitos en línea utilizando esta prueba, si desea ver cómo le va. Pero recuerde, esta prueba no es un determinante final de quién es bueno y quién es malo, es simplemente una forma de ilustrar las cosas que su cerebro podría estar haciendo que están fuera de su control. Lo que importa es lo que haces a continuación.

Quieres explorar hasta dónde te llevará una mentalidad abierta

como saber si tengo mente abierta

Hay varias ideas para mantener la mente abierta

Sé curioso Suena fácil, pero no lo es. Requiere una elección activa cuando te encuentras con algo que no sabías o que no coincide con tu visión del mundo. “¿Asumo que esto es algo que ya sabía? ¿Asumo que algo malo ha sucedido y necesito tener miedo y esconderme? ¿O quiero ser curioso y explorar?” pregunta Charan Ranganath, directora del Laboratorio de Memoria Dinámica en UC Davis. Tomar esa decisión final no siempre es fácil, pero es el primer paso para tener la mente abierta.

Mantén la calma . Una de las formas más rápidas de cerrar la mente es asustarse, dice Ranganath. “Cuando estamos estresados, lo último que queremos hacer es orientarse hacia las cosas nuevas o inesperadas”. Así que intenta respirar profundamente y calmarte un poco, para ayudar a combatir los sentimientos de actitud defensiva o molestia que pueden surgir cuando encuentras algo que no coincide con tu forma de ver el mundo.

Otras claves que sirven para estar en constante adaptación

Rodéate de las personas adecuadas . A menudo se piensa que la mentalidad abierta es una calle de un solo sentido. O tienes la mente abierta al mundo que te rodea o no lo eres.

Celeste LeCompte, una periodista que tuvo un gran momento de apertura mental propia, cuenta que hace unos años pasó dos horas hablando con un amigo sobre sus diferentes puntos de vista sobre la pena de muerte, y debido a que ambos mantuvieron la calma y la curiosidad, pudieron tener la mente abierta el uno al otro. Y, en última instancia, eso es lo que marcó la diferencia.

No tengas miedo a equivocarte. Es muy bueno arriesgar de vez en cuando. Quien no arriesga no gana. Hablamos, claro está de riesgos medidos. Los grandes pro-hombres del pasado tuvieron que arriesgarse para lograr sus objetivos.

Inspírate en alguien Permitir que otras personas nos sirvan de inspiración. La apertura mental está muy relacionada con la humildad. Quien cree saberlo todo nunca podrá aprender de los demás y no será capaz de replantearse o cuestionar sus ideas o creencias.

Tener una mentalidad abierta implica estar en disposición de escuchar las propuestas de los demás, incluso si son contrarias a las tuyas. Valora estas opiniones y decide si las consideras acertadas y si las  incorporarías a tu esquema de pensamiento.

Las personas que no son abiertas, son poco o nada flexibles. Además, les asusta demasiado el cambio, pues tienen miedo a lo desconocido. No tienen la habilidad para cambiar de opinión y aceptar las ideas de otros.