hbo-max-llegara-a-latinoamerica-en-junio
HBO Max llegará a Latinoamérica en junio
12 de febrero de 2021
Tinder y Spotify se unen musica para el amor
¿Buscando música para el amor? Spotify y Tinder revelan las mejores
12 de febrero de 2021

MaxDrone: Emprendimiento criollo que conquista las alturas

maxdrone-uitilizado-para-llevar-medicinas-para-covid19

Los drones se convirtieron en el sueño de Otero, quien logró crear su primer emprendimiento, MaxDrone

MaxDrone es un ejemplo de como el emprendimiento venezolano puede traspasar fronteras y conquistar el éxito. Tras el triunfo de este proyecto se encuentra José Alejandro Otero, un joven colombo-venezolano de 22 años de edad, que ha sabido hacer volar sus ideas.

Los drones se convirtieron en el sueño de Otero, quien logró crear su primer emprendimiento, MaxDrone, tienda especializada en este tipo de aeronaves no tripuladas. Un paso que le permitió abrirse camino en el mundo y conquistar otros mercados. Por lo que logró abrir otra tienda en Barranquilla, Colombia.

José Otero, es estudiante de negocios internacionales en la universidad del Norte en Colombia. Pero ha llevado su sueño con los drones a un nivel superior. Poniéndole sello propio a este tipo de aeronaves que ahora son parte de su mayor orgullo.

MaxDrone: Una frustración convertido en emprendimiento

Revisar la historia de José Otero y de su emprendimiento resulta una experiencia aleccionadora. Otero logró adquirir su primer dron con sus ahorros y dinero que pidió prestado. Sin embargo, su primer intento de vuelo resultó frustrante cuando se estrelló la aeronave y quedó totalmente destrozada.

Pero Otero, supo convertir la adversidad en una oportunidad y comenzó un proceso de investigación y preparación sobre manejo, tecnología y desarrollo de estos dispositivos. Tomó clases de pilotaje de drones y se volvió un experto en la materia.

Tras este proceso, logró establecer sus dos emprendimientos dedicados a la venta de drones y accesorios. Esto le permitió adentrarse aún más en el mundo de las aeronaves no tripuladas. De esta pasión nació  un sueño que para muchos era quijotesco.

 Covid-19 impulsa la innovación

Con la llegada del Covid-19 el trabajo de MaxDrone se vio paralizado, tanto en la venta y reparación de drones, así como las clases de pilotaje al que habían apostado meses atrás y gozaba de mucha receptividad por parte de los clientes.

Nuevamente la vida ponía ante Otero un nuevo reto. Con la misma creatividad que impulsó su negocio, este joven soñador se concentró en un nuevo emprendimiento. Esta vez, la meta sería la fabricación de un dron, hecho con materiales reciclables y de bajo costo.

El fin de estos drones, sería el traslado de medicamentos  para la atención de pacientes con Covid-19. Otero se asoció con Nicolás Polo, Ingeniero Mecatrónico y experto en prototipado de drones y Julio González, director y co-fundador de MaxDrone, es historiador, investigador en drones y magister en análisis prospectivo.

Los jóvenes emprendedores crearon el primer prototipo elaborado con icopor y tubos de pvc como una especie de pequeña nevera refrigerada, que reduciría la exposición de los profesionales de la salud y ayudaría a la asistencia de ciudadanos que están en aislamiento preventivo.

 

MaxDrone ¿De qué es capaz?

 

El dispositivo puede cargar hasta de tres kilos de peso y recorrer  distancias de hasta 750 metros. Sin embargo la capacidad técnica  superó las expectativas, ya que  puede llegar a 5 kilómetros de distancia.  Teniendo la capacidad de transportar cargas médicas refrigeradas para medicinas, exámenes de laboratorio y otros insumos.

El emprendimiento obtuvo el premio de Servicio Nacional de Aprendizaje SENA, en Colombia, por lo que recibieron unos 200 millones de pesos, lo que les permitirá patentar el producto y luego iniciar la fabricación  a escala masiva.

José Otero, es un ejemplo de éxito y perseverancia. Un ejemplo de vida sobre lo que son los sueños y como se deben superar los obstáculos hasta conquistarlos. Un venezolano que supo darle la vuelta a las circunstancias difíciles de la vida.