Coca-Cola y su primer informe del bono verde
11 de agosto de 2021
PepsiCo Venezuela impulsa a los microempresarios
26 emprendedores se formaron con éxito con PepsiCo a Tu Lado
11 de agosto de 2021

Marketing y cambio climático, ¡ideas para salvar al ambiente!

Hay un Código Rojo medioambiental y debemos actuar desde las empresas

Hay un Código Rojo medioambiental y debemos actuar desde las empresas

 

Marketing y cambio climático ¿Cómo se relacionan? Las respuestas conllevan a la reflexión. La ONU encendió las alarmas al presentar un informe donde se demuestra que todos los científicos coinciden en observar que el clima está cambiando en todos los rincones del planeta a una escala sin precedentes. Algunos de esos cambios serán irreversibles por miles y cientos de miles de años. Solo una acción enérgica y duradera en la reducción de gases de efecto invernadero puede limitar su alcance.

En el informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático demuestra que las emisiones de gases de efecto invernadero de las actividades humanas son responsables de un calentamiento del planeta en un 1,1° grados centígrados desde el periodo 1850-1900 hasta la actualidad.

Hay tiempo para minimizar el impacto

Pero todos también están de acuerdo que “una reducción enérgica y duradera de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero pueden limitar la magnitud del cambio climático”.

Según los cálculos de los científicos, esas reducciones pueden tener beneficios rápidamente para la calidad del aire, pero puede tomar entre 20 y 30 años hasta que las temperaturas de la Tierra se estabilicen.

El código rojo de la ONU convoca a las empresas a actuar y es allí donde expertos de Marketing Directo sugieren para contribuir a que la Tierra gane la carrera contra el cambio climático pronosticada por Naciones Unidas, vincular al marketing con el cambio climático. 

“El informe es un código rojo para la humanidad. Las señales de alarma son ensordecedoras y las pruebas son irrefutables”

Ideas para que desde las empresas se vincule al marketing y al cambio climático

1. Medir y analizar las emisiones de gas de efecto invernadero
El primer paso para cualquier empresa que quiera reducir su impacto en el planeta es medir sus emisiones de gases de efecto invernadero. Una vez que lo sabemos, hay que analizarlas para saber qué actividades son las más contaminantes e identificar las posibles soluciones para reducirlas.

2. Apostar por las energías renovables
Evitar los combustibles fósiles reduce significativamente la huella climática, por lo que optar por las energías renovables puede ser una solución interesante para las empresas.

3. El día a día también importa
Es cierto que, si se quiere luchar contra el cambio climático desde una compañía, las acciones deben ser a gran escala. No obstante, creemos que es igual de importante que en nuestro día a día integremos pequeños actos que hacen bien al planeta.

Por ejemplo, apagar las luces cuando no son necesarias, bajar la calefacción o el aire o desconectar los aparatos cuando no se necesitan. De este modo, se reduce ligeramente el consumo de energía y el impacto en el clima.

4. Reducir los residuos y reciclar
Ya sean los residuos industriales de una gran empresa o los de papel de una pyme del sector terciario, todos los negocios generan residuos.

Para combatirlo, se pueden evitar los artículos desechables, como vasos y cápsulas de café. Se pueden reutilizar los papeles como borradores y, por supuesto, reciclar los diferentes materiales.

5. Involucrar a los empleados y optimizar su transporte
Es esencial que el círculo de la firma esté comprometido con esta causa y tenga ganas de ayudar. Se puede animar a los empleados de algún modo a coger el transporte público mediante descuentos si fuera posible o a compartir coche entre varios compañeros que vivan cerca.

Organizar concursos internos, involucrarse con asociaciones del medio ambiente o sensibilizar a través de campañas de comunicación son alternativas que también hay que tener en mente.

6. Elegir proveedores y materiales sostenibles
La elección de un proveedor también es una opción respetuosa con el medio ambiente. Por lo tanto, las empresas deben hacer el esfuerzo de elegir proveedores que demuestren tener buenas prácticas medioambientales.

Asimismo, a la hora de elegir los materiales con los que trabajamos podemos procurar seleccionar aquellos que sean reciclados y reciclables.

7. El ‘greenwashing’ está terminantemente prohibido
Si hay algo que detestan los consumidores es que las marcas se hagan pasar por activistas del medio ambiente y que en realidad solo quieran quedar mejor de cara al público. Esta técnica de marketing es conocida como ‘greenwashing’ y consiste en que las firmas realicen pequeños actos o campañas de concienciación sobre la sostenibilidad pero que en realidad en su rutina no apliquen ninguno de los pasos para contribuir a la mejora del planeta.

8. El importante papel de la innovación y la economía circular
Una estrategia de innovación constante debe partir de un concepto de circularidad que contribuya a aprovechar y reutilizar los recursos disponibles. Apoyar el consumo responsable y la economía circular desde la propia esencia del negocio será clave para que nuestra actividad económica sea consciente, comprometida y sostenible.

Logo Cantv color
 
Logo Cantv color