Extensiones de Google Chrome ¡El secreto para ahorrar tiempo!
19 de julio de 2021
¿Conoces estas 5 herramientas para agilizar el trabajo desde casa?
20 de julio de 2021

Háblale de dinero a los hijos ¡Las primeras nociones de finanza se aprenden en casa!

El ahorro es uno de los temas más fáciles de conversar con los niños

 

Háblale de dinero a tus hijos. El manejo del dinero es una de las tantas enseñanzas que los padres debemos darle a los hijos; porque el dinero forma parte de la cotidianidad y de la vida diaria. ¡Queramos o no, somos el primer referente financiero que ellos tendrán.

Aminie Filippi, investigó sobre este tema que compartió en el blog Telva de España donde ofrece un balance de las razones que obligan a que el dinero sea parte de las conversaciones entre padres e hijos.

Ya desde los 3 años, los niños empiezan a comprender que con dinero se obtienen cosas, desde juguetes hasta comida. “Ven y escuchan a diario a su entorno cercano hablar y comportarse alrededor de temas económicos. En ese momento ellos están aprendiendo”, explica Juana León Álamo, fundadora y directora de Aprender Cuenta, un proyecto educativo, diseñado especialmente para enseñar educación financiera y fomentar el talento emprendedor de los niños y jóvenes.

El dinero como un medio y no como un fin ¡háblale de dinero a tus hijos!

Eso sí, es fundamental que conciban el dinero como un medio y no como un fin. “Que lo vean como una herramienta más y no se forjen creencias erróneas, que les puedan alejar de su bienestar”. Por eso, es buena idea explicarles que el dinero no se hace solo, que el cajero automático no es mágico, que cuesta obtenerlo. Así, la UNICEF recomienda que, a la hora de educar en el ámbito financiero y social, los padres creemos un marco práctico, que sea referente de su valor y enseñe buenos hábitos.

Cuanto antes les expliquemos el valor del dinero y más sana sea nuestra relación con él, más responsables serán nuestros hijos como consumidores. “Alrededor del dinero existen multitud de creencias falsas, sigue siendo tabú y tiene mala prensa. Pero es tan sencillo como aprovechar las experiencias cotidianas en las que ellos están presentes “, sostiene la experta. Diles, por ejemplo, que te acompañen al supermercado, al banco, al cajero

¡No olvides! háblale de dinero a tus hijos ¡Eres su referente financiero!

La experta opina que la educación financiera también debería incluirse en los planes de estudios desde la primaria hasta finalizar la secundaria obligatoria, recientemente vimos que Rusia legalizó la obligatoriedad de la enseñanza financiera.

“Es esencial capacitarlos en competencias, comportamientos, actitudes y valores para que, al terminar sus estudios; estén preparados para afrontar sus decisiones y retos financieros. No es necesario crear una asignatura en concreto; los contenidos se pueden desarrollar de manera transversal. Eso sí, deben elaborarlos expertos en la materia”.

Sugieren que los padres debemos incentivarles a comprender que el dinero permite comprar cosas, pero no es lo más importante de la vida; que gastar todo hoy se traduce en carencia de mañana y que el dinero se obtiene trabajando . Además, seguramente tu hijo replicará tu relación con el dinero. Si esta es angustiosa o negativa, él seguirá la pauta. Si, por el contrario, en tu casa se habla abiertamente del dinero, es probable es que él se muestre relajado y dispuesto a hacerlo.

La experta nos aconseja acercarlos lo más posible a la realidad que se encontrarán en su futuro como adultos. “Ellos deben tomar las decisiones sobre su dinero, cómo lo administran y en qué se lo gastan (con nuestro asesoramiento). Déjales suficiente libertad para que aprendan de los errores (mejor que los cometan ahora que en el futuro) y que entiendan que el dinero es limitado, que no se debe gastar por encima de los ingresos, que, además de gastar, podemos ahorrar, compartir e invertir”.

El pago, el primer contacto con el dinero

La paga es una de las primeras tomas de contacto con un dinero propio. Conviene recordarles que deben gestionarlo de tal manera que les alcance hasta la próxima. Juana León sostiene que “el objetivo de la paga es educativo: hacer un uso adecuado del dinero y ganar responsabilidad. Aunque más que la edad, depende la madurez del niño, un buen momento para empezar es a los 6 o 7 años”.

A los más pequeños, se les puede dar algunas monedas. A medida que van creciendo, adjudicarles un dinero semanal (en monedas o billetes pequeños para controlar mejor el gasto). A los adolescentes, una paga mensual. “También pueden tener una tarjeta de pre-pago, siempre y cuando sea de débito y sean capaces de organizar sus gastos y ahorrar“, acota la experta.

No olvides hablarle de dinero a tus hijos y si decides implementar la paga, “establece los criterios por los que vas a dar una paga. Esta debe cubrir los gastos que van a pasar a ser responsabilidad del niño o joven, y algo más, para que pueda ahorrar”.

Hay que educarlos para el ahorro

Uno de los pilares más importantes de la educación financiera es aprender a ahorrar. “La pandemia ha sido un buen momento para explicar a los niños que los imprevistos suceden y es importante tener un fondo de emergencia.

Los chicos deben crecer con una percepción positiva del ahorro. Por otro lado, el ahorro es una forma de cumplir también con nuestros sueños y metas, por eso debemos ahorrar con un objetivo”, afirma la educadora financiera.

  • Para aprender a ahorrar, los chicos deben contar con algo de dinero. La paga es un buen vehículo.
  • Es muy importante que crezcan con una percepción positiva del ahorro. Para explicarlo, les podemos decir que es lo que hará que consigan sus metas. El esfuerzo de no gastar hoy, dará sus frutos mañana, ya que podrán comprar o invertir en aquello que desean pero que tiene un precio más alto. Además, el ahorro es un colchoncito que nos salvará en caso de imprevistos.
  • Trabaja las metas del ahorro. Sus objetivos deben ser concretos, alcanzables y algo por lo que les valga la pena esperar. Ver que sus huchas se llenan sin una meta determinada, puede ponerlos nerviosos posteriormente, a la hora de gastar su dinero. Al principio, los plazos pueden ser breves (15 o 20 días); con el tiempo, se irán convirtiendo en grandes ahorradores.
  • Ayúdalos a que destinen una cantidad fija al ahorro. Que sea lo primero al recibir la paga o su ingreso. Y, después, gastar y no al revés. Tampoco dejar para el ahorro lo que le sobre al final del mes. Diseñar un pequeño presupuesto es útil para registrar sus ingresos y saber cuánto ahorrar.

Forma consumidores responsables

La base esencial que deberán aprender nuestros hijos es que el consumo responsable requiere pensar antes de comprar. No olvides hablarle de dinero a tus hijos y antes de preguntarte si tu hijo es consumista o materialista, es importante observarnos a nosotros mismos y pensar qué mensaje transmitimos.

Enseñándoles consumo responsable les ayudamos a gastar de manera inteligente y pausada, habilidades para la toma de decisiones y les inculcamos valores de solidaridad, paciencia, sostenibilidad, respeto por el medio ambiente, aprenden a reciclar, a reutilizar… ¡Recuerda: háblale de dinero a tus hijos!

Logo Cantv color
 
Logo Cantv color