Aceptar o rechazar las cookies ¿ Qué decisión tomas al navegar por la web?
26 de noviembre de 2021
¡Habrá Feria de Turismo de Venezuela! Y es una gran oportunidad para los emprendedores
27 de noviembre de 2021

4 habilidades que debes desarrollar para alcanzar la fuerza emocional

No creas que ser una persona emocionalmente fuerte es ser una persona que ha generado estrategias en su vida para no mostrar o expresar su dolor.

Habilidades para alcanzar la fuerza emocional es el tema que compartiremos en estas líneas. Pero antes de seguir creo necesario que nos preguntemos: ¿Qué significa ser fuerte emocionalmente?

Ser emocionalmente fuerte tiene que ver, lo primero de todo, con aceptar que el sufrimiento forma parte de la vida y que todos, absolutamente todos, somos susceptibles de sufrir, tenemos derecho a sufrir y estamos legitimados a manifestar que sufrimos. Ser emocionalmente fuerte no significa en absoluto que uno tiene la capacidad de permanecer impasible ante las adversidades de la vida o que se guarda el dolor muy adentro para no molestar a los demás.

Esto lo dice Rafaela Santos del Instituto Español de Resiliencia.

¿Alguna vez deseaste ser más fuerte emocionalmente? ¿Has sentido que tus emociones están por todos lados? ¿O le gusta jugar al ping-pong de forma errática e impredecible? o ¿tal vez has deseado sentirse un poco menos a merced de los eventos externos, capaz de mantenerte tranquilo y mantener la calma sin importar lo que estuviera sucediendo?

Sabemos que algunas personas parecen ser capaces de controlar sus reacciones emocionales mejor que otras; y por supuesto, hay muchas razones para esto, desde la genética y la crianza hasta la cantidad de horas que dormiste anoche. Pero en su mayor parte, su capacidad para lidiar bien con las emociones difíciles y mantenerse emocionalmente fuerte se reduce a los hábitos y habilidades.

Con las habilidades adecuadas, puedes aprender a ser emocionalmente más fuerte y tranquilo frente al estrés y la adversidad. Por eso te compartimos estas cuatro estrategias que te encaminan a afrontar la mala racha con estoicidad.

4 Habilidades para alcanzar la fuerza emocional

1 Metacognición
La metacognición significa pensar en tu forma de pensar.

Más específicamente, es la capacidad de ser consciente y evaluar lo que sucede en su propia mente: pensamientos, emociones, creencias, estados de ánimo, expectativas, diálogo interno, etc.

La mayoría de las veces nuestras mentes están en piloto automático, suceden cosas y reaccionamos, mira estos ejemplos:

  1. Tu  pareja te miró feo e inmediatamente respondes con un comentario desagradable.
  2. Tu jefe envía un correo electrónico pasivo-agresivo al que no sabes cómo responder, por lo que te distraes en redes sociales.
  3. Un viejo y doloroso recuerdo aparece en tu mente y terminas perdido en cavilaciones y arrepentimientos.
  4. Cuanto más ignore a tu propia mente, más se convertirán sus comportamientos en reacciones que en elecciones. Y esto conduce a mucha volatilidad emocional y estrés.
Deja de intentar controlar tus emociones y, en cambio, aprende a sentir curiosidad por ellas.Insert your content here

2 Cambio de atención
La mayoría de las personas pasan su tiempo pensando en lo que les llama la atención.

Ya sea que se trate de desplazarse por las redes sociales o fantasear con un automóvil nuevo, nuestras mentes se mueven fácilmente de una cosa a otra, a menudo con muy poca deliberación de nuestra parte.

Aquí está el problema de dejar que la atención se desvíe de esa manera:

El contenido de sus pensamientos determina el contenido de sus estados de ánimo.

Piénsalo:

⇒Si siempre estás preocupado por el futuro, te sentirás bastante ansioso,

⇒Si siempre te preocupas por los errores del pasado, te sentirás bastante avergonzado, y

⇒Si siempre está reflexionando sobre cómo te han hecho daño, te sentirá bastante enojado.

Más habilidades para enfocarte emocionalmente

3 Autocompasión

Cuando tenga dificultades, trátate a tí mismo como tratarías a un buen amigo. La mayoría de nosotros tenemos el extraño hábito de castigarnos y ser demasiado autocríticos cada vez que cometemos un error. Esto es especialmente irónico ya que, al mismo tiempo, generalmente somos increíblemente compasivos y comprensivos cuando otras personas cometen errores.

Desafortunadamente, la mayoría de nosotros aprendimos al crecer que el “secreto” del éxito y la felicidad en la vida es ser duro con uno mismo.

Y de hecho, la mayoría de las personas podrían ser mucho más efectivas y felices si dejaran de castigarse por cada fracaso o paso en falso.

Porque cuando te castigas por cometer un error, solo agregas más emoción dolorosa y estrés a la frustración o tristeza original que acompaña a cometer errores.

4 Tolerancia emocional

Gran parte de la fuerza emocional implica aprender mejores formas de responder a emociones y estados de ánimo difíciles para que no se salgan de control.

Pero a veces los sentimientos difíciles son simplemente inevitables:

No importa cuán compasivo seas, cometer errores todavía duele y probablemente te lleve a cierta cantidad de culpa o vergüenza.

No importa qué tan bueno seas manejando tu atención, todavía te quedarás atascado en la preocupación de vez en cuando y eso lo llevará a la ansiedad.

En otras palabras…

Tienes que poder seguir con la vida a pesar de sentirte mal.

Al igual que un corredor necesita poder seguir corriendo a pesar de sentirse cansado si quiere terminar la carrera, necesitas poder vivir tu vida a pesar de sentir emociones difíciles.

Porque realmente, ¿cuál es la alternativa?

No puedes esperar a hacer cosas importantes con tu vida hasta sentirte perfecto. Esa es una receta para la postergación y el arrepentimiento crónicos.

Logo Cantv color
 
Logo Cantv color