lego ESTRENA PLATAFORMA propia DE VIDEOS
LEGO estrena Vidiyo: Plataforma para creación de videos
17 de febrero de 2021
Adidas inicia venta de Reebok
Adidas comienza la venta de Reebok ¡Por baja rentabilidad!
17 de febrero de 2021

Escasez global de chips ¿Sabes que implicaciones tiene?

Escasez global de chips implicaciones

Fabricación de consolas, móviles y portátiles también se ven afectados en estos meses de pandemia. Una industria poco flexible se enfrenta a una crisis sin precedentes

 

La escasez global de chips llegó como una noticia repentina para muchos inversores en industrias que dependen del pequeño, pero ubicuo, producto electrónico; y es que no hay chips para tanta gente, parafraseando la canción.

El retraso, que está afectando a productos desde automóviles hasta teléfonos inteligentes, se ha estado agravando. Una serie de fuerzas externas han jugado un papel fundamental, incluidas las restricciones comerciales, la deslocalización y la pandemia mundial de Covid-19.

Con la gran mayoría de la producción de chips para los fabricantes de equipos originales (OEM) de tecnología global y de EE. UU que ahora se realiza en Asia _ por parte de Taiwan Semiconductor Manufacturing TSM; Samsung y United Microelectronics UMC_ actualmente se atraviesa un campo minado con capacidades mínimas de producción, sobre todo para empresas americanas.

Los líderes mundiales en tecnología Apple AAPL;AMD AMD; Sony  y Qualcomm QCOM, representan una muestra de las empresas que hicieron referencia a la escasez en los últimos tiempos.

Algunos fabricantes podrían verse abocados a trabajar con ‘stocks’ muy cortos o incluso a tener que jugar con los precios

Algunos fabricantes podrían verse abocados a trabajar con ‘stocks’ muy cortos o incluso a tener que jugar con los precios

A pesar de la discusión sobre la falta de inventario, todavía parece que la mayoría de la gente no sabe lo que pasó. Y aunque la tensa relación entre Estados Unidos y China, ciertamente, jugó un papel importante en esta crisis de desabastecimiento de semiconductores; no hubo un catalizador más significativo que el Covid-19 junto con pronósticos tremendamente inexactos vinculados a las incógnitas de una pandemia global sostenida.

Cuando el covid-19 llegó a China, provocó la primera ola de restricciones de suministro. Las fábricas cerraron para hacer frente a la pandemia, lo que produjo una desaceleración en la fabricación que provocaría una caída en los artículos que requerirían chips. A medida que la pandemia se trasladó desde China a todo el mundo, el problema pasó de ser una capacidad de ventas limitada para las industrias dependientes de chips a una demanda potencialmente detenida. Aquí es donde se originaron las heridas más profundas de la escasez.

Escasez global de chips, un gran problema

El ‘boom’ que experimentó la electrónica_ según un reporte de ElConfindencial.com, refirió que el  consumo derivado de la adopción masiva y obligada del teletrabajo acabó por tensionar hasta extremos nunca vistos en esta industria. La cadena de producción no estaba preparada para ese aumento de pedidos. Al empezar a cancelarse pedidos y encargos, los productores de semiconductores adaptaron sus procesos e instalaciones, empleando esos recursos para tratar de llegar a los encargos de las marcas de ordenadores, móviles, tabletas…

Pero el problema vino cuando las ventas de automóviles se recuperaron antes de lo previsto. Al hacer los  pedidos y  encontraron que les tocaba esperar. La situación devino en un cuello de botella que nadie tiene claro cuándo podrá resolverse. Hay previsiones optimistas que creen que a mediados de este curso se podría estabilizar la situación, salvo en equipos muy concretos como pueden ser los circuitos para equipos 5G, algo que está añadiendo más carga de trabajo a los fabricantes. Otros informes señalan que el ‘shock’ ha alcanzado tal magnitud que hasta bien entrado el 2022 no se recuperará el ritmo ‘prepandémico’.

¡No hay chip! ¿cómo me afecta?

La escasez de chips en la industria está provocando un desabastecimiento en los mercados de portátiles, teléfonos móviles videoconsolas, televisores, automóviles y productos de electrónica de consumo de toda índole.

El problema es que el resto de componentes de los productos están listos y hay disponibilidad, pero los chips no, y sin ellos, no puede haber producto final que vender. La pandemia paralizó la producción en múltiples plantas, algo que fue provocando un efecto dominó y retrasos en la producción y que está llevando a la industria hacia el colapso. Fabricantes como Lenovo tienen un inventario de solo un 30% del que tenían antes de la pandemia. Un problema monumental con consecuencias que cada vez se extienden más.

En Dalelavuelta.tv estaremos atentos a este problema que ya está movilizando a los gobiernos. El covid-19 ha abierto heridas diversas.