PremierePro-Timeline-centric
Adobe actualiza Premiere Pro para adaptarse a nuevos formatos y plataformas ¡Atención editores!
22 de junio de 2021
Saime y BDV actualizan pasarela de pago
Saime y BDV reactivan pasarela de pago de trámites
23 de junio de 2021

El ayuno intermitente, ¡Lee estas sugerencias si piensas implementarlo!

El ayuno intermitente está de moda, hacemos estas recomendaciones para evitar que este estilo de vida no te ayude o te afecte.

 

El ayuno intermitente es un patrón de alimentación cada vez más popular que implica no comer o restringir drásticamente la ingesta de alimentos durante ciertos períodos de tiempo.

Este método de ayuno se ha relacionado con una variedad de posibles beneficios para la salud, incluidos aumentos a corto plazo de la hormona del crecimiento humano (HGH) y cambios en la expresión genética.

Estos efectos están relacionados con la longevidad y un menor riesgo de enfermedad. Por lo tanto, las personas que ayunan regularmente a menudo esperan perder peso o vivir una vida más saludable y más larga.

Sin embargo, el ayuno intermitente puede ser peligroso si no se hace correctamente.

Mantener una restricción calórica continuada durante un periodo de tiempo concreto, de verdad, ¿ayuda a perder peso?

Las investigaciones que adelantan científicos de todo el mundo ante el auge de los programas alimenticios que promueven el ayuno, todavía no son concluyentes; sin embargo, ya hay algunos beneficios que sí han sido reconocidos, como por ejemplo:

  1. El mayor uso de la grasa del tejido adiposo para obtener la energía por parte del cuerpo.
  2. El estrés nutricional generado en el ayuno, que “determinaría parcialmente la reparación a nivel celular, así como la optimización funcional y metabólica”.
  3. Los ciclos circadianos que establecen el metabolismo y la “modificación de la flora intestinal”.

¿Es considerada esta práctica una dieta?
En cualquier caso, a la hora de practicar el ayuno intermitente es necesario contar con la supervisión de un especialista. Desde la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) señalan que es importante recordar que el ayuno “no puede considerarse una dieta, puesto que esta pauta implica restringir alimentos durante un tiempo determinado, mientras que el concepto de dieta alude a la ingesta habitual de alimentos y bebidas”.

ayuno intermitente 2

¡Acompaña esta rutina con ejercicios y practicas de meditación!

Sugerencias:

1 Mantén cortos los períodos de ayuno

  • No hay una forma única de ayunar, lo que significa que la duración de su ayuno depende de tí

* Los regímenes populares incluyen:

  1. El patrón 5: 2: restringe el consumo de calorías durante dos días a la semana (500 calorías por día para las mujeres y 600 para los hombres).
  2. El patrón 6: 1: este patrón es similar al 5: 2, pero solo hay un día de ingesta reducida de calorías en lugar de dos.
  3. “Eat Stop Eat”: un ayuno completo de 24 horas 1 o 2 veces por semana.
  4. El patrón 16: 8: este patrón implica solo consumir alimentos en un período de ocho horas y ayunar durante 16 horas al día, todos los días de la semana.

2 Come una pequeña cantidad en los días de ayuno

En general, el ayuno implica la eliminación de algunos o todos los alimentos y bebidas durante un período de tiempo. Aunque puedes eliminar la comida por completo en los días de ayuno, algunos patrones de ayuno como la dieta 5: 2 te permiten consumir hasta alrededor del 25% de tus necesidades calóricas en un día.

Si deseas probar el ayuno, y restringir  calorías para que aún comas pequeñas cantidades en tus días de ayuno puede ser una opción más segura que hacer un ayuno completo.

Este enfoque puede ayudar a reducir algunos de los riesgos asociados con el ayuno, como sentirse débil, hambriento y desenfocado.

También puedes hacer que el ayuno sea más sostenible, ya que es probable que no sienta tanta hambre.

3 Ayuno Intermitente, combínalo con caminatas y meditación

Evitar comer en los días de ayuno puede ser difícil, especialmente si te sientes aburrido y hambriento. Una forma de evitar romper el ayuno involuntariamente es mantenerse ocupado. Las actividades son elementos distractores del hambre, pero que no consuman demasiada energía, incluyen caminar y meditar.

Sin embargo, cualquier actividad que sea relajante y no demasiado extenuante mantendrá tu mente ocupada. Puedes tomar un baño, leer un libro o escuchar un podcast.

3 No rompas el ayuno con un festín

Después de un período de restricción, puede resultar tentador celebrar con una comida abundante. Sin embargo, romper el ayuno con un festín podría hacerte sentir   hinchado y cansado. Además, si deseas perder peso, los festines pueden dañar  esos objetivos a largo plazo al ralentizar o detener la pérdida de peso.

Debido a que tu cuota total de calorías afecta el peso, consumir calorías en exceso después de un ayuno reducirá ese déficit de calorías.

La mejor manera de romper un ayuno es seguir comiendo normalmente y volver a la rutina de alimentación habitual.

4 Dejar de ayunar si no te sientes bien

Durante un ayuno, es posible que te sientas un poco cansado, hambriento e irritable, pero nunca debe sentirse mal. Para mantenerse seguro, especialmente si es nuevo en el ayuno, considere limitar sus períodos de ayuno a 24 horas o menos y tener un refrigerio a la mano en caso de que comience a sentirse débil o enfermo.

Si te enfermas o te preocupa tu salud, asegúrate de dejar de ayunar de inmediato.

Algunas señales de que debe detener su ayuno y buscar ayuda médica incluyen cansancio o debilidad que le impide realizar las tareas diarias, así como sensaciones inesperadas de malestar y malestar.