Conviasa reporta crecimiento de sus operaciones
Conviasa certificada bajo la norma ISO 9001:2015
5 de octubre de 2022
American Express y Meta apoyan a pequeños negocios de Latam ¡Capacitación digital gratuita!
7 de octubre de 2022

¡Cuida tus mitocondrias para ganar energía y vitalidad!

Cansancio, migrañas, estrés o depresión, pueden deberse a una falta de energía en las células. La ciencia está descubriendo el valioso papel que tienen las mitocondrias en la salud física y mental.

5/5 - (1 voto)

 

No queremos sonar al docente de Ciencias Naturales que te explica que las mitocondrias son unos orgánulos en el interior de todas las células del cuerpo, encargadas de cumplir con la llamada respiración celular, en la que convierten la glucosa en una molécula llamada ATP, que aporta la energía necesaria para las reacciones químicas en nuestro organismo.

Pero, esa clase _muchos, no todos_ la olvidamos pero como las mitocondrias son las encargadas de transformar los nutrientes que consumes en energía, hoy vamos recordar esa clase y compartir ideas para ganar energía y vitalidad teniendo un poco más de conciencia de nuestro cuerpo.

Lo ideal para disfrutar de una larga vida y  buena salud es tener muchas mitocondrias que estén saludables y en plena forma.

Preguntas y repuestas sobre las mitocondrías

1 ¿Pueden ser el causante de tus fatigas y posibles enfermedades?

Sí, esto se debe a que las mitocondrias son muy vulnerables a factores internos o externos que alteran el equilibrio del cuerpo.

En otras palabras, tus mitocondrias sufren cuando llevas una alimentación enemiga, te expones a tóxicos ambientales, sufres de alguna infección, abusas de medicamentos, etc.

Ante estos estresores, tus mitocondrias son las primeras afectadas y en consecuencia te faltará energía y salud.

2 ¿Qué sucede cuando empiezan a fallar?

Lo primero que se observará será una función subóptima de los órganos metabólicamente más activos:

1. Corazón

2. Músculo esquelético (el que te permite caminar o ejercer movimientos)

3. Las neuronas

4. Sistema digestivo.

Lo que ocurre es que cuando los niveles de toxinas son muy elevados, al principio la mitocondria intentará seguir produciendo energía como puede; sin embargo, llega un punto en que se da cuenta que el peligro es inminente, que no podrá seguir (Cell Danger Response) y programa su propia muerte (mitofagia).

3 Esa mitofagia favorece el envejecimiento y las enfermedades

Si la situación tóxica continúa, van muriendo cada vez más mitocondrias antes de tiempo, se produce menos energía y, por lo tanto, los órganos ya no cuentan con la energía necesaria para estar saludables, generando:

1. Resistencias a la insulina

2. Diabetes

3. Enfermedades cardiovasculares

4. Disfunciones renales, etc.

Por otro lado, también puede suceder en algunas personas que la mitocondria no reconozca los peligros, e incluso cuando ya deba morir, ignore las señales y continúe, pero de una forma no funcional y se convierte en una célula cancerígena.

¿Qué puedes hacer para mantener tus mitocondrias sanas?

1. Cuida tu alimentación:
Si consumes alimentos inflamatorios, como el gluten, lácteos de vaca y azúcar, generas una inflamación crónica y aumento de microorganismos que producen toxinas.

Estas toxinas y exceso de inflamación representan una amenaza para la mitocondria.

Por el contrario, si sanas tu intestino a través de una alimentación antiinflamatoria y personalizada con alimentos que sean amigos para ti (tomando en cuenta sensibilidades alimentarias), favoreces que la microbiota esté en equilibrio y que produzca adecuadamente ácidos grasos de cadena corta, necesarios para un adecuado funcionamiento de la mitocondria.

2. Supleméntate según tus requerimientos:
El ADN mitocondrial es muy frágil, razón por la cual se daña tan rápido. Por eso, una buena manera de revertir el ambiente tóxico en el que vivimos, es tomando suplementos antioxidantes.

3. Realiza constante actividad física:
Cuando haces ejercicio favores que los procesos de detoxificación de nuestro cuerpo se aceleren y elimines toxinas sobre todo a través del sudor.

4. Respeta tus horarios de descanso:
Necesario para la regeneración de las mitocondrias.

No solo es dormir, lo cual es importantísimo, sino también práctica ejercicios de relajación para manejar el estrés, respirando adecuadamente, etc.

5. Cuida el ambiente en donde te desenvuelve:
Evita vivir cerca de fábricas, gasolineras, etc.

Y en la medida de lo posible busca momentos para estar en medio de la naturaleza, respirar aire puro y hacer grounding.

Con información de NutriWhite 

 

 

Logo Cantv color
 
Logo Cantv color