La red social quiere potenciar su función de vídeos cortos pagando a los creadores de contenido
En Instagram todos somos influencers
28 de marzo de 2022
Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras: Segundo día de adaptación
29 de marzo de 2022

¿Cuál es la velocidad de un emprendimiento? ¡Ten en cuenta estos aspectos, antes de pisar el acelerador!

Valora este post

 

La velocidad de un emprendimiento, ¿a qué te suena esto?

Veamos, cada emprendimiento tiene un ciclo de vida propio; qué significa esto, pues que se relaciona directamente, entre otros aspectos, con el tipo de producto o servicio que desarrolla, la plaza a ser atendida y el mercado donde va a participar.

Sin embargo, la adinámica global actual  y las exigencias vinculadas a los emprendimientos, especialmente los Startup, son implacables en cuanto a lograr los estándares.

Cuando interactuamos con nuestra comunidad, una pregunta recurrente es saber cómo determinar el ritmo de crecimiento de un negocio.

Como siempre procuramos ofrecerte lo mejor, hoy te compartimos el punto de vista de Nelson Palmero, MBA del IESA, experto en negocios internacionales.

Él,  nos pregunta en una amplia reflexión, si la velocidad  de nuestros emprendimientos debe estar siempre  al límite.

Palmero plantea, sobre todo, el caso de aquellos negocios que son respaldados por un inversor, pues el responsable del proyecto tiene como prioridad la expectativa de ese o esos inversionistas.

Estonces; sabemos ya que todo proyecto debe estar planificado con su  infaltable condición de escalabilidad cuyo listón se encumbra constantemente.

En medio de ello, la velocidad para generar resultados es una fuerza presente en la ecuación de todo emprendedor.

Pero además, como es lógico,  también lo son los inversionistas que confían en que la idea o proyecto donde invirtieron sus recursos logre alcanzar niveles de crecimiento, rendimiento y escalabilidad en el menor tiempo posible.

Esta premisa es compartida tanto por los fundadores de emprendimientos como por los capitalistas de inversión.

Porque se genera la presión que impulsa dinámicas particularmente aceleradas; y,  en este momento a causa de la crisis sanitaria global, presenta condiciones totalmente inéditas.

En ese sentido, Palmero, invita a revisar los trabajos del Prof. Jeffrey Bussgang. 

De hecho, en su artículo PARA LOS EMPRENDEDORES, LOS BENEFICIOS DE REDUCIR LA VELOCIDAD publicado por Harvard Business School planteó interesantes tips que hoy te resumimos.

Allí se hacen las siguientes recomendaciones:

La velocidad de un emprendimiento ¡Asegúrate de esto, antes de iniciar la marcha!   

1 Solidifique su equipo

La constante evaluación al equipo es de extrema importancia y realizar con tranquilidad la necesaria reflexión de que no necesariamente el que te acompañó a este punto, será el que te acompañe al próximo nivel.

Hay que tomarse el tiempo para:

  1. Considerar incorporaciones al equipo
  2. Actualizaciones y por supuesto las mejoras que lo fortalecerán

2 Piensa diferente

La velocidad de un emprendimiento, al desbocarse, no permite que se presente ni fluya la creatividad y con ella los momentos de pensamiento alternativo o diferente.

A veces, disminuir la carrera permite realizar sesiones para pensar fuera de la caja y atreverse a evaluar e incorporar aspectos que no lo haya podido realizar antes.

Esto también es importante

3 No aceleres, si tienes deudas

El acelerado crecimiento impulsa a incurrir en diferentes tipos de deuda que el emprendedor asume y que posteriormente quedan como desorden organizacional mientras lo urgente vaya delante de lo importante.

Entonces; pueden pasar cosas como caer en una deuda técnica, es decir: postergar una plataforma robusta debido a la necesidad de dar respuesta rápida a los clientes.

En ocasiones, se generan costos de procesamiento de deuda  por resolver ágilmente con procesos que no son reutilizables o repetibles.

Y, además; debes evitar la deuda cultural, muy propia de ir sobre la marcha tratando de responder al mercado y por ello no dedicarle a los valores y la cultura organizacional.

4 No olvides construir relaciones duraderas

Ahora que parece que aprendimos a convivir con el Covid y sus variantes, es necesario dedicarle tiempo a construir relaciones que vayan más allá de lo transaccional y sean nutridas con un poco de tranquilidad y sobre todo tiempo.

Tomado de Catalejo Virtual

Logo Cantv color
 
Logo Cantv color