Banco del Tesoro ofrece nuevos productos
Banco del Tesoro ofrece tarjeta para compras por internet ¿ya tienes tu cuenta?
26 de mayo de 2021
CoCUY-FALCON-MAGNO
¡Cocuy venezolano sorprende paladares! Premiado en concurso internacional de licores
27 de mayo de 2021

Conoce a la métrica North Star, ¡Una buena herramienta para tu negocio!

Descubre la métrica North Star para que crezca tu negocio

Descubre la métrica North Star para que crezca tu negocio

 

Sabes cuél es la métrica North Star; hoy te quiero hablar de ella porque la pregunta que muchos nos hacemos cuando llevamos adelante un emprendimiento es  cuándo saber que nuestra empresa está preparada para crecer.

Según la metodología growth hacking, que consiste en  hacer crecer el número de usuarios para un producto específico,  existen varios indicadores que pueden ayudarte en esta tarea. Pero, por encima de todos, la métrica North Star es la más importante. Así lo considera Natalia Bandach, fundadora y CEO de Hypertry, que cataloga este dato como “el santo grial” del growth hacking.

La métrica North Star, se cita en el portal web Emprendedores.es indica si una compañía está yendo por un camino correcto en su crecimiento. “Por ejemplo, si tienes un restaurante, es el número de clientes que visitan tu negocio; o, si tienes una app, el número de usuarios que la utilizan a diario”, explicó Bandach.

Pero, antes de comenzar a utilizar la North Star para medir el crecimiento, hay otros datos a tener en cuenta para saber hacia dónde dirigirse. Los primeros son la adquisición –¿Cuánto cuesta encontrar nuevos clientes?– y la retención –¿Los clientes siguen utilizando el servicio y repiten?–; unas métricas muy interesantes y aplicables a cualquier negocio. Pero, siguiendo en el mundo del growth hacking, existen otras dos métricas clave.

Conoce a la métrica North Star, pero antes mira estas

Net Promoter Score. Según Bandach, esta métrica, necesaria antes de pasar a la North Star, sirve “para averiguar si nuestro producto es excelente”. Se calcula en una escala del uno al diez, y se obtiene tras preguntar al cliente la probabilidad de que recomienden el producto a un amigo. Además, “permite dividir al público entre los que son promotores, los que son neutrales y los detractores” , explica la experta.

Product Market Fit. Es el encaje del producto en el mercado, imprescindible para poder empezar a crecer y aplicar la métrica North Star. Según Sean Ellis, creador de la metodología growth hacking, el dato será bueno si, al menos, un 40% de los clientes dicen que estarían “muy decepcionados” si ya no pudieran utilizar nuestro producto. “Si no lo tenemos, la clave está en cambiar el producto o servicio: hablar con clientes, recoger feedback y pivotar”, explica Bandach.

Eso sí, antes de poder utilizar todas las métricas interesantes en el growth hacking, con la North Star a la cabeza, es necesario saber que no hay posibilidad de crecer sin tener un gran producto o servicio. En este sentido, la experta afirma que, “hagas lo que hagas, tus clientes deben estar satisfechos”.

¿Y qué tal es el growth hacking qué recoge la métrica North Star?

El growth hacking es una de las fórmulas más eficientes a la hora de planificar y desarrollar el crecimiento de un negocio. El término fue acuñado por Sean Ellis en 2010, cuando definió al growth hacker como “una persona cuyo verdadero norte es el crecimiento”. Por eso, su filosofía consiste en concentrarse al 100% en los factores que hacen crecer un negocio.

Para aplicarlo en una empresa, Bandach sugiere definir las métricas. Y, en este apartado, la North Star es una de las más importantes, ya que da a los emprendedores pistas sobre si están dirigiendo de forma correcta su crecimiento o, al contrario, deben corregir aún más su producto o servicio.

Después de esta fase, la experta identifica otras dos: por un lado, establecer los objetivos, que deben ser “inteligentes, específicos, medibles, alcanzables, realistas y, sobre todo, definidos en un marco temporal”. Y, por otro, experimentar. En el growth hacking, la prueba-error es muy utilizada. Eso sí, “de una forma objetiva, es decir, si funciona bien y, si no, para atrás y a otra cosa”.

Si crees que estas herramientas puedan funcionar en tu emprendimiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, para juntos, darle la vuelta.