Ford Motor premia la ecología
¿Premios para proyectos ecológicos y educativos? ¡Sí, Ford Motor lo entregará!
22 de junio de 2021
facebook-marketplace
Tu negocio online en Facebook MarketPlace ¿Ya lo has usado?
22 de junio de 2021

Código Venezuela, la plataforma virtual que impulsa a migrantes venezolanos

 

Código Venezuela es una fundación de bien social que ofrece oportunidades a la diáspora venezolana en las áreas de educación, empleo y emprendimiento. “Estamos unidos en la causa de poner en valor el talento venezolano para convertir a la diáspora en una fuerza transformadora y potenciadora.”. En Dalelavuelta.tv, llegamos a ellos, atraídos por la atractiva presentación de sus redes sociales; y hoy te contamos esta inpiradora historia.

Este centro social, se sostiene sobre tres pilares: educación, emprendimiento y empleo; juntos son la alianza perfecta para que los migrantes venezolanos dejen el buen nombre de su tierra por donde quieran que van.

“El libro de la diáspora venezolana está por escribirse, nos dice Beatriz Octavio, la cofundadora de esta iniciativa que formalmente opera desde hace dos años en Madrid, atendiendo a los venezolanos que llegan a esas tierras. Sus estadísticas estiman que poco más de 500 mil compatriotas se encuentran en la nación ibérica.

Un propósito y un emprendimiento social

Código Venezuela es un emprendimiento social que brinda oportunidades de desarrollo sostenible a quienes han tenido que salir del país, y en ese nuevo comienzo hay desde la posibilidad de obtener  un subempleo o uno en donde no puedas desarrollar tu área de conocimiento.

La historia de este hermoso proyecto no las contó Beatriz Octavio, una venezolana que desde hace tres años vive en Madrid y que tuvo la visión de trabajar en un proyecto que uniera a la comunidad venezolana, luego que sus hijos se hicieran fanáticos de los pedidos en Glovo- una agencia de Delivery en España_ y se diera cuenta que casi todos los despachadores eran venezolanos, con distintas profesiones.

“Aunque nadie puede volver atrás y lograr un nuevo comienzo, cualquiera puede empezar ahora y lograr un nuevo final.” decía Carl Bard; y quizás sea una frase que resuma el motivo que haga latir a Código Venezuela.

Teniendo una visión clara de lo que quería, Beatriz compartió la idea, investigó y lo logró; en febrero de 2019, nació oficialmente esta fundación que está inscrita en el Ministerio de Justicia Español, cuenta con un patronato, liderado por Ultano Kindelan, un español enamorado de Venezuela; pero Beatriz también cuenta con Charles Leonard, quien es un genio de la tecnología que lleva adelante el desarrollo de la plataforma de Código Venezuela y un equipo de colaboradores que promueve el crecimiento de este proyecto de Venezuela virtual.

¿Cómo opera Código Venezuela?

Para contar con el apoyo de esta fundación, se debe ingresar al portal web para que oficialmente seas atendido ¿Qué puedes encontrar? Desde asesorías para elevar tu perfil de elegibilidad en el mercado laboral español; la posibilidad de continuar estudios de cuarto nivel o de contactar con empresarios que puedan promover la idea de negocio que buscas impulsar.

Si nos lees desde España, ingresa al portal web de Código Venezuela y agenda una cita para que puedan ayudarte

Cada viernes, se actualizan las estadísticas de atención en Código Venezuela, y para el momento en que tuvimos la oportunidad de conversar con Beatriz, ella nos contó que 15 mil personas ya forman parte de la Comunidad de Código Venezuela; han logrado que se beneficien 143 personas con becas del 100%y 80 personas han recibido becas del 50% para cursos de mejoramiento; además han completado más de 800 oportunidades de desarrollo de empleabilidad, que se traduce en capacitación para mejorar un Curriculum Vitae y con ello elevar las posibilidades de empleo. Y hay quienes han sido formados para, en tres meses, generar una idea de negocio rentable.

Beatriz nos cuenta que han perfilado tres tipos de migrantes: uno es el que cuenta con recursos económicos y escoge a España como lugar de retiro; muchos de ellos son los que emplean a venezolanos; también está el que cuenta con buen perfil académico o experiencia laboral destacada, pero que debe empezar desde cero; y el que llega en condiciones de desventaja, en cuanto a recursos económicos y educativos.

Beatriz cuenta que parte del trabajo de Código Venezuela es ir tocando puertas para presentar al grupo talentoso de venezolanos interesados en crecer y que además conforman un bono demográfico.

“Además nos interesa cambiar la valoración de la diáspora venezolana. Ellos están buscando una oportunidad para sumar, para darle la vuelta. No es fácil empezar desde cero; pero siempre digo que hay que concentrarse

Las diásporas, así lo dice la historia, siempre ha influido positivamente tanto en el país receptor como en el de origen, reflexiona Beatriz, tras manejar datos del ingreso de remesas al país.

“Todos ayudan a la gente que dejaron atrás. Y nosotros ayudamos a los de aquí, a los que se quedan allá y al futuro. Apoyamos a todo el que nos escribe. Ayudamos a mucha gente de todas las edades”.

Beatriz confiesa que reciben muchos correos de gente que está en Venezuela, pero la decisión de emigrar no es algo que quieran promover. Solo tienen la intención de que quien decida dar ese paso, no le sea tan traumático.

“No hay un camino correcto. Estamos enfocados en los que lleguen a un país encuentren un camino más amable para que encuentren una oportunidad”. De hecho, con parte del equipo colaborador han desarrollado dos líneas de trabajo adicionales que atienda el tema legal y el de bienestar, como complemento a sus tres pilares principales.


Código Venezuela y las alianzas de cooperación

Código Venezuela funciona en un 100 por ciento con alianzas de colaboración. “Hemos tenido donantes puntuales. Que han hecho aportaciones y con eso hemos podido montar nuestra plataforma y echar adelante, varios de los proyectos que hoy sustentan esta iniciativa. Pero nuestro modelo de sostenibilidad se nutre de los donantes pequeños. Nosotros invitamos a los venezolanos, a aquellos a quienes hemos apoyado, a donar $10 al mes. Y con esa base resolvemos el pago de contadores, abogados, y administradores”, nos cuenta Beatriz.


Proyectos para el corto y mediano plazo

En aras de que Código Venezuela sea un portal web de encuentro; desde la Fundación trabajan en crear una especie de market place donde los venezolanos ofrezcan su talento y servicio; pero además avanzan en conversaciones con otras fundaciones similares para ampliar el alcance global que es parte de su propósito- de hecho, ya han hecho hasta webinars con grupos de Chile y Miami, con miras a próximas alianzas.

El fortalecimiento de su portal web; es otro trabajo que hoy los mantiene ocupados, para poder dar mayor alcance a la Venezuela virtual que aspiran conformar.

Las redes sociales de Código Venezuela, son atrayentes. el feed de su Instagram llama la atención, por empática. Las historias son narradas de manera cercana, y para distinguir algún logro, la imagen es virada, porque dicen es una manera de demostrar que miran las historias desde ángulos diferentes.

La identidad gráfica fue diseñada por una agencia especializada, pero la que hoy llama la atención y que protagoniza un turpial, es el aporte de una voluntaria y colaboradora de la fundación.